Lúa Bicicleta

Un domingo en bicicleta

Después de unos días de muy mal tiempo, por fin salió el sol ☀️

Esta semana ha llovido bastante en toda la isla, pero especialmente donde yo vivo. La verdad, no me quejaré, porque esos días en los que no acompañó el tiempo para salir fuera – ni para pasear – aproveché para poner al día los pedidos, y para rematar nuevos productos.

¡Por cierto! Todavía no os he dicho nada sobre el tema, pero muy pronto habrá en la tienda un nuevo producto – o más bien, muchos nuevos productos – que creo que os gustarán muchísisisisimo, y especialmente a los más pequeños de la casa. ¿Una pista? Mmmmm… Va de RATITAS.

Ayer, cuando por fin el sol volvió a ganarle terreno a las nubes y a las tormentas, decidí que era el día de salir en bicicleta. Salir en bici me gusta, pero siempre me da pereza: salgo tan poquito que cuando lo hago me toca poner la bici a punto (limpiar, engrasar, ajustar frenos, etc) y además soy una ratita bastante patosa dando pedales (si os digo que de vez en cuando aterrizo, no es porque vaya en avión.. ya me entendéis).

Fui desde Alaró hasta Bunyola. Es de mis rutas más súper-favoritas de Mallorca. Eso sí, las piernecitas a veces tiemblan, porque… ¡vaya cuestas! Pero vale mucho la pena, ya que las vistas son fantásticas, y además toda la ruta está rodeada de naturaleza. A mitad del trayecto me paré en un merendero para comer algo, y aproveché para recoger algunas flores (¡me encanta decorar la casa con flores frescas!).

De regreso a casa me dió por pensar en lo afortunada que soy de tener una casita. Durante la ruta vi algunos destrozos que ha hecho el agua durante el fin de semana, y pensé en lo duro que debe ser pasar tanto frío y el miedo que debe dar estar bajo una tormenta sin un lugar donde sentirse protegido.

Así que cuando llegué a casa, cogí unas cuantas maderitas que tenía en el porche, las pinturas, y construí tres casas para que los pajaritos puedan construir ahí sus nidos. Las pinté de tres colores diferentes para que así puedan elegir la que más le guste.

A ver si pronto os puedo contar que ya tienen residentes. ¡Qué ilusión! Ahora cada ratito salgo fuera para ver si ya estan ocupadas… ¡Y es que por fin tendré vecinos!

Que paséis una bonita semana de entrada en diciembre… ¡La Navidad se acercaaaaa!

PD: Como veréis en la foto, las florecitas que recogí están en mi cabeza. Pero eso fue sólo para la foto… Ya sabéis que soy bastante coqueta. ¡Ahora ya las tengo en el jarrón!

Si te gusta, ¿me ayudarás a compartir?

Nada me hace más feliz que ver a la gente compartir mis cositas. Imagíname en mi cuevecita dando saltos y cantando, ¡así estoy!

Menú