tienda Little Dutch 2

Nueva tienda Little Dutch en la tienda online de Lúa Marthin

¡Hola!

Hoy os traigo una noticia que le gustará a todos los peques de la familia:

¡Nueva tienda Little Dutch!

¿A quién no le gustan los juguetes de madera? Son duros, resistentes, duraderos y además son súper chulis. Mis favoritos son los juguetes de rol, tales como la cocina, la tabla de cortar, la tostadora, la cafetera… aunque también me lo paso bien con el resto.

Los juguetes de Little Dutch tienen la estética muy cuidada, con una selección de colores que combina muy bien entre los diferentes elementos de una misma colección.

Sí, ya véis, lo mismo me pongo a coser que a jugar. Las ratitas conservamos siempre el espíritu infantil que los humanos no deberías perder. No me da ninguna vergüenza decir que juego. Después de mis deberes y tareas de ratita mayor, me encanta desconectar colocando un escenario de juguete y creando ahí mi mundo. Y más si es en compañía.

Además, ¿sabéis qué? Cuando me canso de jugar, utilizo algunos de los juguetes de Little Dutch como elementos decorativos. El arcoiris apilable queda especialmente bien junto a la ventana. De hecho no parece un juguete.

Un poquito de historia de Little Dutch

Hace un poco más de diez años nació Little Dutch. En 2008, cuando Rinke, su fundadora, estaba embarazada de su hija mayor, fue a comprar unas lámparas para la habitación del bebé. Desafortunadamente (o afortunadamente) no encontró lo que estaba buscando. En ese momento, Rinke era profesora de arte y manualidades y se le ocurrió la idea de fabricar ella misma la pantalla para la lámpara de su hija. Se divirtió tanto diseñándola que la fundadora de Little Dutch comenzó a crear pantallas de lámparas con su hermana Marije. Había mucha demanda por sus lámparas y las hermanas empezaron a venderlas online.

Además de las lámparas, las dos hermanas hicieron pinturas y letras decorativas. La demanda de sus productos siguió aumentando y aprovecharon el tirón para participar por primera vez en ferias especializadas en esa temática. Lo que había empezado como una afición convertida en trabajo, pronto se convirtió en su día a día, con toda la preparación que conllevaba ir a esas ferias, buscando nuevos tejidos y otros materiales, buscando proveedores y estableciendo relaciones con sus potenciales socios. Especialmente durante sus inicios las dos hermanas fueron ayudadas por familiares y amigos. ¡Era la pequeña familia / equipo de Little Dutch!

De la tela que sobró después de producir lámparas, comenzaron a hacer sábanas. A medida que aumentó la demanda empezaron a trabajar en un taller de costura y así como iba creciendo el negocio, Rinke se iba dando cuenta de que tenía un ambicioso objetivo: vender sus productos en tiendas de toda Europa. Gracias a ese enfoque nacería un nuevo nombre: ¡Little Dutch!

Se mudaron a un edificio más grande. Había llegado el momento de contratar personal para la compra de materiales, para la gestión del almacén y, posteriormente, para la venta de los productos. El socio de Rinke, Ad, se hizo cargo de los aspectos financieros de Little Dutch (y todavía lo hace hoy). Marije, que hasta ese momento seguía ayudando, finalmente siguió su corazón y siguió su carrera como profesional de la salud.

A Rinke se le ocurrió la idea de ampliar la gama de productos con peluches. Un fabricante de juguetes vió la oportunidad de trabajar junto a Little Dutch y juntos comenzaron a producir su primera línea de conejitos blandos. Con el tiempo, siguieron los primeros juguetes de madera como parte de la gama de productos, que resultó ser un gran éxito. Little Dutch se ha convertido en una marca muy conocida, ya no sólo en los Países Bajos, sino en muchos países de Europa.

¡Espero que los juguetes de madera de Little Dutch os gusten tanto como a mi!

Algunos ejemplos de lo que encontrarás en la tienda de Little Dutch

Si te gusta, ¿me ayudarás a compartir?

Nada me hace más feliz que ver a la gente compartir mis cositas. Imagíname en mi cuevecita dando saltos y cantando, ¡así estoy!

Menú